Betina Sor

el espacio

el plano

el taller

textos

videos

bio

enlaces

 

textos


 

"Sobre los personajes urbanos"

 

 

"LA GORDA DEL CHANGUITO"

.... Me interesan ciertas problemáticas de la mujer, entre ellas la obesidad. Me llama la atención la discriminación hacia la gordura  que se hace en nuestra cultura y sobre todo a través de los medios de comunicación. La gordura puede ser bella en sí misma al transformarse en un hecho estético  de juego entre curvas y volúmenes opulentos...

Betina Sor

 


 

"LABOLI"

En la Boliviana trabajé un contraste de colores: el fuerte color de frutas y verduras en oposición al tono oscuro y apagado de sus ropas. Esto habla de la transculturalización. Al emigrar a la ciudad desde su Bolivia natal, pierden la luz y  el colorido de su orígen; agrisándose en sintonía con el paisaje urbano. Solo la mercadería de frutas que ella vende con el brillante colorido la reinstalan en su historia y en su esencia.

Betina Sor

 


 

"EL LINYERA"

Betina Sor (n. 1963) es una escultora jóven y atípica para nuestro medio. Creemos que su labor no ha sido aún, suficientemente reconocida, y tiene méritos de sobra para hacerlo.  Sor mira a fondo, y esa profundización le permite concretar los personajes de nuestra realidad más dolorosa  y darles una forma que solo el cromatismo inserta en lo que llamamos mundo del arte. La distancia que media entre Betina Sor y las difundidas réplicas de Kay Worden - ejemplo de american way of life -, es el de la vida misma.

Albino Dieguez Videla

Crítico del diario “La Prensa”, Mayo de 1997 (fragmento)

 


 

"LA CAUTIVA"

Creo que este personaje no es más que la heredera directa de aquellos indios prisioneros por el hombre blanco en la conquista del desierto patagónico. Solo que aquí es cautiva de la ciudad, de su herencia cultural, de la marginalidad y del desamparo. Cautiva de su propio destino....

Betina Sor

 


 

"EN YUNTA"

Betina Sor exhibe una decena de esculturas realizadas mediante procedimientos mixtos en el espacio que la Fundación Klemm dedica a las nuevas generaciones. Esos trabajos pertenecen a una serie que comenzó en los años noventa. “Una vuelta por Buenos Aires” denomina irónicamente al conjunto, que enfoca con un impresionante sentido de la realidad escenas de la vida diaria despojadas de toda espectacularidad...

Sor exalta los alejamientos de la sociedad para generar una opinión y atraer la atención sobre lo humano. No es inocente. Compromete lo social de manera más intelectual que afectiva. En cierto sentido, sus figuras son tan testimoniales como las ceras de Madame Tussaud, solo que en vez de mostrar aquello que los demás quieren ver, muestran lo contrario. Precisamente por eso, provocan una actitud cognoscitiva y crítica que induce a reflexionar.

Aldo Galli

Crítico del diario “la Nación”, 3 de mayo de 1997 (fragmento)

 


 

"ELIDA"

....No sé qué afán tengo por buscar “una representación de la realidad lo más fiel posible”... el otro día descubrí que la realidad es muy despareja y desproporcionada...

Betina Sor